Hoteles en Marbella

Los 5 mejores hoteles de Marbella

Para poder disfrutar despreocupados de los encantos de la ciudad, lo mejor es hospedarnos en un hotel. Los hoteles tienen la capacidad de hacernos sentir especiales, poniendo mucho mimo y empeño en que nuestra estancia, tanto en el complejo como en la ciudad, sean algo inolvidable. Hemos confeccionado una cuidada lista de los que consideramos los mejores hoteles de la ciudad.

1. Marriott´s Marbella Beach Resort

mejores hoteles de marbella

El Marriott’s Marbella Beach Resort, con dirección Carretera de Cádiz, Km 193, Urbanización Marbella del Este, justo al lado de la Av. Hacienda Playa, es uno de los hoteles más demandados por aquellos que saben poner en valor la importancia de los detalles. A tan solo 5 minutos de la playa, encontramos esta singular villa que está dotada de todas las comodidades imaginables.

Un enorme pasillo central ajardinado recorre todo el complejo, que aparte de habitaciones de hotel, cuenta con apartamentos totalmente equipados: cocina, sala de estar, comedor, lavandería, e incluso un baño privado con hidromasaje. ¡Además, cuentan con acceso directo a la playa, para que no pierdas el tiempo en tediosos viajes!

Conscientes de la importancia que tiene para muchos clientes la piscina, Marriott´s no ha querido descuidar este aspecto, y por eso podremos darnos un chapuzón en cualquier de sus cuatro piscina; 2 al aire libre y otras 2 cubiertas. Asimismo, podremos tomar el sol en alguno de los solarium que han instalado en las piscinas, al mismo tiempo que deleitamos nuestra vista con sus cuidados jardines.

La oferta gastronómica es otro de los tantos atractivos del complejo. Beachside Grill nos sorprende con una carta llena de sabor y productos frescos de primerísima calidad, cocinados a la parrilla, para agasajar nuestro paladar sin renunciar a cuidar nuestra salud. Cuenta con una terraza con vistas al mar, donde tomar un café o un combinado se convierten en una experiencia de otro nivel.

Las vacaciones pueden ser un momento ideal para realizar actividad física, teniendo a nuestra disposición pista de basket, futbol, ping – pong o vóley.

El personal, sobra decirlo, simplemente maravilloso. Atento en todo momento, para que nosotros solo nos tengamos que encargar de disfrutar y aprovechar el tiempo posible de estas más que merecidas vacaciones.

2. Marbella Club Hotel

hoteles en marbella mejores

Marbella Club Hotel · Golf Resort & Spa, emplazado en Bulevar Príncipe Alfonso Von Hohenlohe, en la mítica Milla de Oro, constituye el cénit del lujo de la ciudad de Marbella, y eso es mucho decir. Fue el mismo príncipe Alfonso von Hohenlohe quien decidió convertir su hogar, en un hotel de gran lujo, enfocado a la jet set aristocrática. Actualmente cualquiera puede pernoctar entre sus paredes, siempre y cuando pueda permitirse los 1.5k que cuesta la estancia por noche en temporada alta.

A mitad de camino entre Marbella y Puerto Banús se levanta este oasis de tranquilidad. No es un hotel de lujo genérico, sino que cuenta con una personalidad propia que te atrapa desde el mismo momento que cruzas su puerta. A primera vista destacan sus amplias zonas ajardinadas, que nos vamos introduciendo en sus diferentes espacios.

¿Quién no querría darse un baño mientras observa la majestuosidad del mar? En Marbella Club Hotel podrás hacerlo. La inspiración del complejo es puramente mediterránea y señorial, encontrando a nuestra disposición un spa y gimnasio Thalassa, un club infantil de más de 5000 metros cuadrados, para que podamos descansar mientras los niños se lo pasan en grande, y para los amantes de la equitación y de los hoyos, un centro ecuestre y un campo de golf diseñado por la estrella golfística Dave Thomas.

En este caso encontramos una oferta gastronómica típicamente mediterránea, sin aspavientos, que apuesta por el producto del mar, fresco y de primera calidad. Nueve bares y restaurantes dan forma al arte culinario del complejo, que nos permitirá; desde tomar un tentempié al aire libre, a comer en su exquisito y seleccionado buffet a pie de playa, o incluso tomar un riquísimo champán en el bar.

No podemos faltar a la cita con el desayuno, servido en sus hermosos jardines. El personal, siempre amable y servicial, se encargará de que no nos falte de nada, y atenderá de buena gana y con una sonrisa todas las peticiones que formulemos.

3. Iberostar Selection Marbella Coral Beach

hoteles marbella

Exuberante, así podríamos definir al Iberostar Selection Marbella Coral Beach, que tiene en su zona exterior esa reminiscencia caribeña que tanto gusta cuando se trata de disfrutar de las vacaciones de verano. Ubicado en la Urbanización Coral Beach encontramos este complejo en primera línea de playa, a tan solo 1 kilómetro de Puerto Banús y a 5 minutos del casco histórico de Marbella.

Alejado un poco de la tónica predominantemente mediterránea, pero sin perder sus raíces, las habitaciones están decoradas con un marcado toque andalusí. Algunas de ellas tienen unas privilegiadas vistas al mar, escondiendo en su interior todo tipo de comodidades: aire acondicionado, TV satélite, baño privado y artículos de aseo e higiene íntima.

En la parte exterior brotan de la tierra dos espectaculares piscinas, una de las cuales está climatizada, pensada en exclusiva para aquellos que gustan de disfrutar de un baño a la temperatura óptima. El spa, un imprescindible de los mejores hoteles, te sumergirá en un estado de bienestar y placer, donde podrás volver a reconfigurar tu mente y tu cuerpo, gracias a los tratamientos hidrotermales.

Empieza a extenderse el concepto de habitación temática, estancias únicas que tienen como objetivo atender los deseos más íntimos y personales de los clientes. Cine, Do nothing, Sharing Pool o Penthouse son algunas de sus propuestas más atrevidas.

El arte del buen comer es algo indispensable de las vacaciones, y en ese sentido el complejo cumple y con creces. El Buffet Alhambra es una experiencia extrasensorial, donde además de comer, seremos testigos del arte y habilidad de sus cocineros, en un espectáculo de show cooking que sin duda nos dejará hipnotizados.

Si tenemos un paladar atrevido, y no queremos conformarnos con su espléndida cocina andaluza mediterránea, podremos elegir entre sus innumerables buffets de cocina internacional, realizando un viaje gustativo a los lugares más recónditos del mundo.

4. Hotel Don Pepe Gran Meliá

hoteles por marbella mejores

Confiar en el bagaje de las grandes cadenas hoteleras, como Meliá, es garantía de éxito. El Hotel Don Pepe Gran Meliá reúne todo el saber y buen gusto acumulado por la cadena durante sus casi 70 años de historia. No os mentiríamos si dijéramos que este hotel regala una de las vistas más impresionantes del litoral, teniendo justo a los pies del mismo la hermosa playa Don Pepe.

El agua es vida, y un elemento fundamental en unas vacaciones que pretenden quedar en el recuerdo. Sus tres piscinas circulares interconectadas son uno de los grandes atractivos del complejo, pero no el único. Igualmente, si somos recelosos del agua a temperatura ambiente, se nos dará acceso a la piscina climatizada, que además se incluye en el precio.

El spa es uno de los mayores reclamos para aquellos que buscan relajarse, y en este caso no podía ser más completo. Baño turco, hidromasaje y sauna. De forma suplementaria se nos ofrecerá una carta de servicios enfocada al cuidado de la salud, desde masajes hasta tratamientos que aliviarán las tensiones acumuladas después de un año de duro trabajo.

Las habitaciones, eje vertebrador de cualquier hotel, están diseñadas para que el visitante pueda dejar sus preocupaciones en casa. Cuentan con todo lo necesario para que podamos viajar los más ligeros posibles. Por supuesto, ante cualquier eventualidad, el personal del hotel se preocupará por conseguirnos aquellos que echemos en falta.

Comer sigue siendo uno de los principales atractivos de cualquier viaje, y uno de los pequeños grandes placeres de la vida. Teniendo esto muy presente, Hotel Don Pepe tendrá preparada una oferta gastronómica rica y muy variada, pues como sabemos, el gusto por la comida es algo intrínsecamente personal.

Destacamos el restaurante asador, el cual cuenta con una carta de carnes, con cortes nobles, y elaborados en la parrilla, con un respeto máximo el producto. Pero si lo que queremos es comer mientras relajamos la vista con el mar de fondo, el restaurante Tahini, que sirve platos de cocina japonesa, puede ser la mejor opción.

Ideal para viajar en pareja, y si atendemos las recomendaciones de los afortunados que ya han pernoctado en sus instalaciones, una de las zonas más recomendables de Marbella.

5. Hotel La Villa Marbella

mejor hotel de marbella

Con un estilo que evoca al medio oriente, sin alardes, pero igualmente encantador y fascinante, el Hotel La Villa Marbella rompe un poco con la tónica de esta lista, puesto que estamos ante un complejo de precios muy comedidos. Porque el buen trato y la comodidad, no están reñidos con el presupuesto.

Emplazado en La Villa Marbella- Old Town, en pleno corazón de Marbella, encontramos este hotel familiar, a tan solo 7 minutos de la playa y a 3 de la plaza de los Naranjos.

Está pensado para aquellos, que aunque buscan un retiro con olor salitre, quieren también patear y dejarse llevar por la naturaleza presente en Sierra Blanca, que podremos observar majestuosa desde los ventanales de sus habitaciones. Encontramos estancias amplias, limpias y con un gusto decorativo a destacar.

Pero sobre todo, lo que define la esencia de La Villa de Marbella, es el trato personal y humano de su equipo, que se vuelva incansablemente para proporcionarnos el merecido descanso. Si queremos sorprender a nuestra pareja, La Villa Marbella nos plantea diferentes opciones, en forma de paquete romántico, en los que podremos incluir flores, chocolate o el afrodisiaco champán.

El servicio de lavandería cubrirá nuestras necesidades en lo que se refiere a las tareas de lavado, secado y planchado. También podrán organizar traslados privados, con tan solo solicitarlo en recepción, por si con carácter de urgencia necesitamos acudir a cualquier lugar.

Si queremos conocer el centro histórico de Marbella, sin renunciar a sus paradisiacas playas, Hotel La Villa es una fantástica opción.

Ventajas de los mejores hoteles en Marbella

Cuando planificamos unas vacaciones a Marbella, se despliega ante nosotros una oferta enorme de sitios donde hospedarnos. Los hoteles son a menudo la mejor opción, puesto que en ellos trabajan personas que tienen como único objetivo garantizar nuestro descanso.

La diferencia entre hoteles de 3 y 4 estrellas, y los de 5, suele ser bastante significativa. Desde las instalaciones, la atención del personal y sobre todo su carta de servicios. Podemos concluir que las ventajas de este tipo de complejos son:

  • Personal volcado: Nada más reconfortante que sentir que no tenemos que preocuparnos por nada. Todos los trabajadores, desde el mismo momento que ponemos un pie en la recepción, no cejarán en su empeño por procurarnos los cuidados y favores que deseemos.
  • Oferta gastronómica: La oferta gastronómica de estos hoteles no tiene parangón. Es posible que no siempre nos apetezca abandonar el complejo, y precisamente por eso suelen albergar una oferta gastronómica completa, que trata de atender las preferencias y gustos de sus clientes.
  • Bienestar: Se hace mucho hincapié en los servicios orientados a la salud y el bienestar. El spa, las piscinas climatizadas o, los gimnasios, ponen de relieve esta realidad. Aprovechar nuestra estancia para relajarnos, nadar, o seguir con nuestra rutina de musculación, es la mejor forma de persistir en nuestro camino por alcanzar un cuerpo sano.

¿Qué tener en cuenta para elegir los mejores hoteles de Marbella?

mejor hoteles marbella

Cada cual puede tener sus propios criterios a la hora de elegir un hotel. En resumidas cuentas, tenemos primero que ajustar nuestro presupuesto, y ver si entra dentro de las bandas de precio de los hoteles que estamos consultando.

Tener muy presente también, que en este tipo de hoteles, la factura suele incrementarse bastante, puesto que no ofrecen un servicio completo de comidas incluido en el precio, sino que ponen a nuestra disposición diferentes bares y restaurantes para que podamos elegir el que más nos guste.

Es importante, por otro lado, conocer la finalidad del viaje. No es lo mismo viajar en pareja que con niños, como no es lo mismo un turismo de sol y playa, que uno de montaña o más enfocado a la cultura. Del mismo modo, habrá quien busca paz y tranquilidad absoluta y quienes todavía apuesten por unas vacaciones más movidas.

Eso sí, no tenemos que olvidarnos de disfrutar, de dejar atrás los problemas cotidianos y desconectar.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)