Restaurantes de Moda en Marbella

restaurantes de moda en marbella 2022

Marbella es una ciudad en plena efervescencia, donde acuden miles de turistas todos los años para dejarse seducir por su irresistible encanto. Hay propuestas que por atrevidas o disruptivas, logran acaparar la atención del visitante.

Actualmente existen varios templos gastronómicos en la ciudad que se han convertido en centros de peregrinación. Hemos confeccionado una lista con los restaurante de moda en Marbella más destacables, para que tú también puedas disfrutar de lo más atrevido de la gastronomía marbellí.

Restaurante Breathe

restaurante breathe marbella

Ubicado en la calle Los Lirios, muy cerca del lujoso y ecléctico Puerto Banús, se encuentra Breathe, uno de los restaurantes más chic del momento, y que ha conseguido congregar a buena parte de la jet set de la ciudad. Su mera presencia impone, y es que el exterior ya deja entrever que estamos ante un local de altos vuelos que, antes de que te lo preguntes, no tiene unos precios para nada desorbitados.

El complejo tiene varios espacios diferenciados, pero que resultan dinámicos y están conectados entre si, para que todo fluya a la perfección. El local es moderno, de líneas simples y rectas, con colores luminosos que transmiten paz y relajación. La idea de un ambiente distendido, donde conocer gente, tomar una copa, disfrutar de una cena agradable o tentempié, la han sabido captar a la perfección.

Todo orbita en torno a sus terrazas, aunque también cuenta con un comedor interior. Tendremos diferentes espacios alrededor del restaurante, y también un comedor a cielo abierto en la parte más alta. La decoración es orgánica, con una gran presencia de plantas y agua, que convierten a Breathe en un pequeño remanso de paz en medio del ajetreo de la ciudad.

La carta es fresca, original y divertida. Podremos elegir entre una serie de entrantes, pesando para compartir, y una larga lista de platos principales que tienen como protagonista el producto. Estos entrantes son versátiles, y se adaptan tanto a una cena, como al concepto de picoteo o tentempié que mencionábamos.

Hay una clara inclinación por la cocina fusión asiática, que reconcilia productos de proximidad con algunos toques y aderezos exóticos. Esto se traduce en platos como el Edamame, el Hamachi Tiradito, la Ensalada de Wakame y Langostino, el Wagyu Kebab o el Cangrejo Frito Crujiente.

Los principales siguen un poco la línea de los entrantes, pero colocan a la materia prima como protagonista indiscutible. Decir que el producto es fresco, y las raciones, para lo que suelen lugares de este estilo; suficientes. La presentación es más que correcta y la vajilla muy bien escogida. Los camareros se muestran serviciales, y son conocedores también de la bodega que guarda el restaurante. Recomiendan, y lo hacen con muy buen criterio, conociendo rápidamente los gustos del cliente.

La corvina marinada en sake, la tagliatelle de marisco o el filete de atún rojo de Cádiz al grill, son alguno de sus platos más demandados, pero su carta no queda limitada a ellos. También podremos disfrutar de un tomahawk con un ligero marinado y cocinado en Josper, o un exquisito costillar de cordero de Nueva Zelanda con salsa ponzu, que es una especie de salsa de soja cítrica.

Por supuesto podremos terminar nuestra comida pecando con un placer dulce. El restaurante de moda en Marbella Breathe también cuenta con un menú especial para niños a disposición del cliente. Son platos únicos y variados, que tienen un coste de tan solo 11€. Muy recomendable.

Monkey Club

monkey club puente romano

En Blvr. Príncipe Alfonso von Hohenlohe, en pleno Puente Romano Resort, se levanta Monkey Club, un oasis tropical que nos teletransporta a algún recóndito lugar de Sudamérica. Es un local nocturno, que abre de 19:00 a 24:00 de lunes a domingo. El personal confiere al restaurante un tono jocoso, desenfadado y que se esforzará por convertir nuestra velada en inolvidable.

El único inconveniente que puede tener el local son sus precios, un poco elevados, aunque la zona y el servicio pueden dar pie a pensar que están justificados. La carta, mal que nos pese, parece un batiburrillo de diferentes platos que no guardan coherencia entre si, pero que a pesar de todo resultan ricos y disfrutables. Encontramos toques orientales, italianos e incluso alguna referencia a la cocina nikkei.

Los espacios son diáfanos, y tenemos tanto un comedor interior como exterior. La decoración nos abstrae totalmente, con mucha presencia de palmeras, butacas y papel pintado. Es, efectivamente, un club donde ir a cenar con amigos o nuestra pareja, pero no un sitio que pudiéramos denominar familiar.

Como mencionábamos, este restaurante de moda en Marbella no tiene un discurso, pero tampoco lo pretende, limitándose a ofrecernos una serie de platos con buena materia prima pero que pueden resultar escasos para los más comilones. Se divide en entrantes y principales.

Para disfrutar al centro podremos pedir un tartar de cangrejo, unos gambones crujientes, un tartar de buey o unas gyozas de la casa, sencillas pero muy sabrosas. Los principales se dividen a su vez en pescados y carnes, en una carta sencilla pero eficaz.

Podremos probar un tajine de pescado de lonja o un lomo de atún asado, incluso una pasta capellini. En cuanto a carnes encontramos un delicioso corte vaca rubia gallega DRY AGED 15 días, que simplemente se acompaña con una salsa chimichurri, ¡no hace falta más! La pechuga de pollo campero, la hamburguesa de wagyu o el cordero a baja temperatura, son también muy buenas opciones.

Si nos apetece y nuestro bolsillo lo puede tolerar, también disponen de caviar oscietra prestige. El lugar, como ya comentamos, no es especialmente barato, pero maridajes a parte, podremos comer bastante bien por 60€.

Mamzel

restaurante mazmel marbella

La Urbanización Río Verde Alto acoge a uno de los restaurantes de moda de Marbella que más está dando que hablar en la ciudad de Marbella; Mamzel. Con unas vistas privilegiadas y una densa vegetación, podremos codearnos con la flor y nata de la ciudad, aunque eso sí, tiene un precio. Hay locales que por su fama, ubicación y clientela, tienen precios que muchos denominarían prohibitivos. Debemos ser conscientes de los lugares a los que acudimos, y sopesar si estamos dispuestos a pagar por algo más que un plato de comida.

Mamzel tiene ese concepto de club tan arraigado en las zonas de veraneo más exclusivas. No solamente se limita a un servicio de comidas, que en muchos casos podríamos denominar incluso de testimonial, sino que se convierte en el sitio preferido por muchos para disfrutar de su extensa carta de cocktails y bebidas. El precio de los combinados oscila entre los 18€ y 20€, algo que a priori puede parecer caro, pero que se traduce en elaboradas bebidas mezcladas con cabeza y que sin duda lograrán hacernos disfrutar.

La carta está bien confeccionada, es corta y no abruma al cliente. Tenemos entrantes, crudos, pescados, carnes, pastas y arroces, además de por supuesto postres. Los entrantes tienen toques asiáticos y marroquís, con un riquísimo bao de cangrejo en tempura, unas gyozas o una original por infrecuente pastela marroquí.

Los crudos, como ya habremos supuesto, son un compendio de algunos platillos que tienen el pescado como protagonista, y que en vez de cocinarse al fuego, lo hacen con la magia de algún aderezo con base cítrica. El tartar de salmón, atún o famoso ceviche peruano, son solo algunos ejemplos de lo que podremos encontrar.

En cuanto a los pescados y las carnes, encontramos una breve pero rica selección. Lubina, bacalao, paletilla de cordero o costilla de vaca, son platos que suelen gustar a todo el mundo, y que en esta ocasión tampoco nos decepcionarán.

Los postres son frescos y nada pesados, cosa que se agradece. Nada mejor para terminar la comida que un Bésame mucho, compuesto por un cremoso de Chocolate de Malibú y una cobertura de frambuesa. Las raciones, eso sí, resultarán pequeñas para los más comilones.

Leña Dani García

restaurante dani garcia leña

Leña, del reputado triestrellado chef Dani García, es toda una declaración de intenciones, y una provocación para todos los asadores de la ciudad. Estamos probablemente ante un restaurante de moda marbellí con una de las mejores propuestas gastronómicas de la zona en la actualidad. La idea de Dani García pasa por acercar su cocina al gran público, reinventando y simplificando algunos de los platos que le catapultaron a la Guía Michelín.

Como habrás supuesto, la brasa es la auténtica protagonista, y el hilo conductor de la historia que Dani nos tiene preparada. El local, de reciente apertura y emplazado en Av. Bulevar Príncipe Alfonso de Hohenlohe Hotel Puente Romano, tiene un enorme comedor central circular, recordando mucho a la típica estética club que tanto gusta en la ciudad. Las paredes son vitrinas retroiluminadas donde el famoso chef cuenta su trayectoria, a través de una serie de llamativos elementos, como algunos cuchillos.

Evidentemente, cuando entramos en un asador queremos ver el género expuesto, lo que da confianza al cliente y ambienta de paso el local. Aquí además de una vitrina con los cortes inmaculados listos para ser cocinados, contamos con una cocina con vistas al cliente.

La luz es un aspecto que han querido cuidar mucho, y han logrado un efecto refugio que te aísla completamente del mundo exterior, creando una experiencia multisensorial que entusiasmará a los más sibaritas. Los precios de su carta, en este caso, están más que justificados, y podremos salir felices de allí con una cuenta que puede partir desde los 60€ o 70€.

Por supuesto no es necesario confirmar que el servicio es excelso, conocedor del producto que se trabaja, muy profesional, a la altura, como no podía ser de otro modo, del chef que firma la propuesta. ¿Qué encontraremos dentro de sus brasas?

La carta puede resultar algo caótica, pero tiene su sentido. Tenemos por un lado entrantes vegetales, cárnicos y espetos, que buscan hacerse un hueco en el centro de la mesa. Existe una variedad amplísima de los mismos, lo que no debe hacernos desconfiar. Desde un humilde puerro al carbón, pasando por una morcilla a la brasa o incluso unas ricas croquetas de pollo asado; nada se resiste al aroma del carbón.

No queremos engañar a nadie, es un lugar para ir a disfrutar de la carne, con cortes tan nobles como el ribeye, tomahawk y cualquier carne de vaca madurada que imaginemos. Sin embargo, de forma puntual, podremos encontrar algún pescado, como salmón o lubina. Guarniciones y salsas de corte clásico, pero igualmente sabrosas, terminan de componer una carta para devorar.

Restaurante Döss Marbella

doss marbella

Concluimos esta lista con Döss Marbella. Situado en Artola Alta, este megacomplejo de restauración, nos ofrecerá una clásica pero igualmente atractiva oferta gastronómica que nos conducirá hasta Asia. Encontraremos tanto platillos puramente orientales como Mediterráneos, sin perder de vista la tierra que los acoge; Andalucía.

Este restaurante de moda en Marbella es grande, con una fachada en blanco presidida por tres puertas de arco. Una vez dentro encontramos una enorme cocina central alrededor de la cual se disponen la mesa. Se puede observar el trabajar frenético pero preciso de sus cocineros. Arriba podremos disfrutar de una comida al aire libre, en una terraza que se distribuye a ambos lados de la azotea.

Curiosamente, y en contra de lo que suele ser habitual en los restaurantes, encontramos dos líneas de producto. Así, la carta, se divide en cocina asiática y mediterránea, y podremos pedir indistintamente de ambas ofertas gastronómicas. En este caso, los precios son bastante comedidos, y oscilarán entre los 40€ y 60€ por comensal, cantidad que dada la experiencia nos parecerá irrisoria.

Döss está pensado tanto para tomar un brunch, como para una comida de negocios o, incluso, para una velada romántica a la luz de la luna. Sus espacios, su carta e idiosincrasia propia, hacen aprovechable el restaurante para multitud de eventos y situaciones.

Todos los platos de su carta serían dignos de mención, pero a ellos, y a nosotros, nos gusta recalcar algunos que consideramos especialmente exuberantes, como el uramaki, la tempura de langostinos y verduras, las gambas dinamita, el sashimi de hamachi o los noodles de gambas de Singapur. Sabores atrevidos y extraños que pronto se convertirán en familiares.

Bodas, bautizos y comuniones también son eventos a los que su personal está abierto. Enclave maravilloso, precios competitivos y personal amable y servicial. ¿Se puede pedir más?