¿Qué hacer en Marbella en un día?

ver marbella en un dia

Disfruta de una selección de los mejores y más económicos planes para hacer en Marbella en un día. Comienza de buena mañana, con un freetour por el caso antiguo, conociendo el legado histórico y cultural de la ciudad. A medio día, báñate en alguna de sus numerosas y apacibles playas, y para comer, disfruta de una paella con la brisa de fondo.

Remata la tarde, dando un paseo por el lujoso Puerto Banús, un lugar donde se da cita el lujo y el exceso. Además puedes pasear por el que es el más largo y espectacular Paseo Marítimo de España, y que además, cuenta a lo largo de su recorrido con una oferta gastronómica que no dejará indiferente a nadie.

¡Comienza este viaje por Marbella!

Freetour por la mañana

que hacer en marbella en un dia

Conoce el centro histórico de Marbella, de una forma divertida y con los mejores guías de Marbella. Marbellafreetour pone a tu disposición diferentes tours, donde te acompañarán Guías Profesionales del Turismo, los cuales te conducirán por todo los sitios más icónicos del Casco Histórico de Marbella.

Al final del trayecto se suele dar una propina a estos magníficos guías turísticos. Eso sí, siempre está bien tener un gesto de consideración, para aquellos que, de forma altruista y desinteresada, han tenido a bien ser nuestros guías durante este emocionante recorrido. Como sabemos que estás ansioso por saber qué puede ofrecerte la ciudad de Marbella, vamos a entrar un poco más en detalle.

La ventaja de los freetour, es conocer en pocas horas los monumentos y lugares reseñables de la ciudad, sin necesidad de dar vueltas innecesarias, al mismo tiempo que aprenderás anécdotas de estos lugares de interés. Al módico precio de 10 € por persona, también puedes reservar un tour privado, de unas dos horas de duración, y que te brindará una experiencia más íntima, con la posibilidad de interactuar constantemente con tu guía.

Antes de partir, debes saber que las entradas a los monumentos no entran dentro de la programación del freetour. El recorrido no se deja ningún lugar emblemático en el bolsillo, pasado por: Avenida del Mar, Parque de la Alameda, Hospital Real, Capilla San Juan de Dios, Hospital Bazán, Iglesia de la Encarnación, Muralla Árabe, Plaza de los Naranjos, Casa Consistorial, Casa del Corregidor, Ermita de Santiago, Plaza Puente de Ronda, Ermita del Santo Cristo y Plaza de la Victoria. De todos estas paradas, cabe destacar las siguientes:

  • Parque de la Alameda: Marbella siempre ha presumido con orgullo de La Alameda, el que se considera el pulmón de la ciudad. Fue u proyecto que concluyó en el siglo XVIII, y que en su momento llegó a ocupar 20.000 m², o lo que es lo mismo, un 20% del núcleo urbano. Desde entonces ha sufrido numerosas remodelaciones, hasta lo que es actualmente. En él puedes admirar diversas y valiosas especies botánicas.
  • Muralla Árabe: El Castillo, que engloba la alcazaba y la muralla, son los más importantes vestigios del paso de la cultura musulmana por la ciudad. Fue mandada construir por el califa Abderramán III en el siglo V, aunque la base es romana, de los siglos II y II a. C. Acabada la reconquista de Marbella, fue reformada por los Reyes Católicos en 1485. Actualmente, sirve como escenario para conciertos.
  • Plaza de los Naranjos: Después de la toma de la ciudad por Fernando el Católico, se lleva a cabo un proceso reconstrucción y rediseño de la obra pública de la ciudad, donde se levanta La Plaza de los Naranjos, el eje vertebrador urbano de la ciudad y testigo de la vida de la nobleza. Tanto es así, que fue el lugar elegido para emplazar el Ayuntamiento, la Casa del Corregidor y alguna mansión.
  • Casa del Corregidor: Estamos ante uno de los edificios más nobles del casco histórico. El Corregidor fue un funcionario que sirvió a la Corona limitándose al ámbito municipal. Participaba activamente en el desarrollo económico y social de la ciudad, al mismo tiempo que hacías las veces de juez de primera y segunda instancia. Una muestra fidedigna de la clásica arquitectura castellana del s. XVI.

Playa

playa de cabopino

Si todavía no tienes claro qué hacer en un día en Marbella, la playa puede ser la respuesta a tu pregunta. 23 playas que se desperdigan a través de sus 27 kilómetros de litoral. Es frecuente, que todos los años, Marbella ostente el récord de banderas azules de la provincia de Málaga.

Pese a ser una zona de afluencia turística, aún quedan bastantes playas sin masificar, como la Playa del Cable o la Playa de Artola o de Cabopino. La limpieza, calidad y preservación de sus aguas, colocan a sus playas, como las más atractivas del sur, para disfrutar del baño o el sol.

Pasar una mañana en la playa no tiene que traer ningún coste añadido, aunque siempre puedes degustar alguna delicatesen del mar, o una rica paella, en algunos de sus chiringuitos. Entendemos, que ante tal cantidad de playas, podáis sentiros abrumados, por lo que hemos preparado una selección de las que, por una u otra cuestión, consideramos las mejores de la ciudad.

  • Playa del Cable: A la que también se refieren los autóctonos como Bounty Beach, el bar playero que podrás encontrar en su orilla. Ideal para la práctica de deportes acuáticos, ya que cuenta con innumerables servicios de alquiler de material deportivo; hidropedalales, kayaks, entre otros. Su fina arena también la convierten en una gran pista para jugar al volley.
  • Playa de Cabopino: En los últimos años, está viviendo un auge de turistas, pero lo cierto es que sigue siendo una de las entrecomilladas desconocidas de Marbella. Aguas totalmente cristalinas, y una amplia orilla con arena fina, a lo que hay que sumarle las impresionantes vistas que nos regala el parque natural protegido de las Dunas de Artola.
  • Playa Los Monteros: Junto a una de las urbanizaciones más exclusivas de la ciudad, se esconde la playa o cala de Los Monteros, una verdadera desconocida para el turista. Arena fina y dorada como el sol, con unas aguas tranquilas ideales para ir con niños. Poca profundidad y escaso oleaje. Allí tendremos la opción de visitar el La Cabane Beach Club, un club de playa privada con un restaurante que seguros estamos no defraudará a los paladares más exigentes.

Puerto Banús

que ver en marbella en un dia

El puerto de lujo más conocido de España y uno de los más populares del mundo. Está suscrito al distrito de Nueva Andalucía. Desde su inauguración en 1970, se ha convertido en unos de los enclaves turísticos con mayor atractivo de la ciudad.

Está claro, que vivir allí está solo al alcance de unos pocos privilegiados, algo de los que te percatas enseguida: yates, superdeportivos, boutiques de lujo.

El artífice de este conglomerado fue José Banús, empresario, constructor y promotor inmobiliario. Llegó a ser declarado Centro de Interés Turístico Nacional, destacando como un punto de atracción desde hace ya más de 50 años para las grandes fortunas del mundo.

Este lugar permanece abierto para todo el mundo, por lo que sin complejo alguno, puedes visitarlo libremente, incluso tomar algo mientras eres testigos de la ostentación, el alarde y el esnobismo.

Existen muchas actividades o sitios a los que podemos acudir ya que la zona está preparada para albergar a gente de toda clase económica. Recientemente, el local llamado Rosas Café, está siendo punto de peregrinación para muchos, que buscan un desayuno rico, exclusivo y económico. Estos desayunos se sirven a cualquier hora del día, contando también con menús enfocados a la salud, haciendo mucho hincapié en la dieta vegetariana.

Por supuesto, no solo de gastronomía vive el puerto. En el, puedes alquilar una embarcación y sentir que eres un lobo de mar por un día. Lovitcharteraboat ofrece una experiencia muy íntima y enfocada a parejas. Pesca, relájate o celebra tu aniversario en la cubierta de un velero. Luego, puedes decidir tomarte un respiro y transitar por la que es su vía principal, la que vertebra todo el puerto, la conocida como Avenida de Julio Iglesias, en honor al internacional cantante español.

Además de las diferentes propuestas gastronómicas, que no exclusivamente pasan por la gastronomía local, puedes también encontrar restaurantes italianos, como la mítica Pizzeria Picasso, tienes varios santuarios levantados al cuidado, la salud y la belleza.

Allí tendrás la oportunidad de recibir un tratamiento facial, corporal o de cualquier otro tipo, en el centro Glow Beauty, donde acuden muchas famosas a mejorar su cutis. Los tratamientos no son precisamente baratos, pero es posible que estés pensando en darte un capricho.

Tiendas de lujo, clubs de playa con camas balinesas, o incluso la posibilidad de nada en una piscina cubierta con tratamiento de agua salada, a cargo de nuevo de Glow Beauty, terminan por completar la oferta, la oferta que nos ofrece Puerto Banús.

Paseo Marítimo para cenar

ver marbella en un dia

El Paseo Marítimo es sin duda el buque insignia de la ciudad. Este megaproyecto, llevado a cabo por el excéntrico Jesús Gil, puede presumir de ser al más largo de su clase, con 7 kilómetros de recorrido, que van desde Puerto Banús al mismo Marbella.

Durante el paseo, puedes ser testigos de toda la belleza del litoral marbellí, siendo un recorrido idóneo para realizar en bicicleta. Entretanto, puedes pararte en algunas de sus exclusivas tiendas, bares o restaurantes. Está presidido durante todo su recorrido por centenares de palmeras, que nos dejarán entrever el Rif marroquí, una zona montañosa marroquí de gran belleza.

Caída la noche, se presenta como una fantástica opción para pasear y cenar a la luz de la luna, mientras el mar te arrulla con el sonido de sus olas. Una de las opciones más populares es Los Mellizos Marbella, un restaurante elegante donde puedes disfrutar de los manjares que ofrecen las lonjas cercanas. Mariscos, pescados, arroces y todo un amplio abanico de productos mediterráneos, que incluso incluyen opciones de para veganos. Disponen de una amplia terraza con un aforo de hasta 100 personas.

El restaurante Garum es otro de los imperdibles de la zona. Su carta reconcilia tradición y vanguardia, presentando una lista original de platos que fusionan la cocina mediterránea y asiática, sin despegar en ningún momento los pies del suelo y apta para todos los paladares.

Carta creativa que puede llegar a sorprendernos con platillos como pulpo a la brasa con teriyaki o bacalao con semillas amapola. El servicio es directamente de otra galaxia. Un lugar que nos recibirá encantados, tanto si vamos en pareja como si acudimos en familia con los más pequeños.

Te puede interesar otras actividades en Marbella: